Mario y su Sonrisa

Mario, el gran Mario, es el espíritu, el impulsor de este proyecto. Con 23 meses le diagnosticaron un glioma difuso de protuberancia, vamos, un tumor cerebral. Nos dieron dos meses de vida. Estuvo vivo, MUY VIVO, durante 17 meses más.

Mario, como niño que es, tenía muchas ganas de vivir, de jugar, de reír. Era un piratilla y nos hizo muy feliz y fácil la vida. Mario nos ha dado una lección. En vez ser yo como madre quien le enseñara, fue él quien nos dio a los que le rodeábamos una clase magistral de lucha, de coraje, de fuerza y de valentía.

Llegamos a ser una sola persona. Y luego, nació su hermana Valeria y se volvía loco con ella. Mario era una personita muy familiar. Veneraba a sus padres, quería constantemente estar con sus primos y tíos y abuelos.

Y, luego el cole, Le encantaba, con su profe Ángela. Tenía muchísimos amigos y, al llegar a casa de estar con ellos hacíamos repaso de cada uno de ellos. No se olvidaba de ninguno.

En los peores momentos de su enfermedad, afortunadamente solo tres meses, Mario perdió muchas capacidades y funciones físicas, las emocionales y psicológicas las mantuvo intactas. No podía hablar o andar, pero siempre, siempre, sonreía. De ahí el nombre de la Asociación. Rasgo importante, junto con la sonrisa de Mario, su MIRADA. Intensa, eterna, enorme. Le echamos de menos infinito, pero nos alumbra nuestro camino.

Mario es ESPERANZA.

Mario es quien va a ayudar a muchos niños que al igual que él están enfermos.

Te queremos un montón de montones, Mario a, blogs, páginas de Facebook…

ComparteEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

Estamos trabajando para modernizar la página ¡PRONTO TENDREMOS UNA TIENDA ONLINE para que puedas COLABORAR!